Webs Amigas

 

Suscríbete al GRAN BOLETÍN DE AMIGOS

 

 

 

Suscríbete al GRAN BOLETÍN DE AMIGOS

Luego de tu Paseo por Zapatoca, te espero en CORREVEDILE
El Valor de la Honestidad

Carmen Rosa Pinilla Díaz - Secretaria General - Centro de Historia de Zapatoca

Carmen Rosa Pinilla Díaz - Secretaria General - Centro de Historia de Zapatoca

ANÉCDOTA HISTÓRICA SOBRE LA INDEPENDENCIA DE COLOMBIA

En las sociedades humanas, cuando las revoluciones las han sacudido y las llamas del odio las han incendiado, suele quedar erguida una antorcha que ilumina el camino y da placidez al viajero.
A principios del siglo XIX, Nueva Granada sufrió un trastorno radical en las ideas, en las costumbres, en todo; del respeto y del amor que se había profesado al Rey y por consiguiente a las autoridades españolas, se había pasado a sentir por ellos un odio profundo, que la guerra a muerte llevó al más alto grado.

AHAZ CLIC PARA AGRANDARHacía años que la Iglesia carecía de prelados, y el cuerpo sacerdotal, contagiado de las ideas de la época y extraordinariamente disminuido, no hacía oír la voz evangélica en los púlpitos, sino discursos contra los insurgentes y arengas a la libertad. En Bogotá se pasaba del terror, a la licencia y de ésta, al terror; los expedicionarios de Morillo vinieron a convertirla en un verdadero infierno y a hacer más intenso el odio a los españoles; por eso fue espantoso el pánico que se apoderó de ellos, al enterarse del triunfo obtenido por las huestes republicanas, en la batalla del 7 de agosto, en Boyacá.

 

En Bogotá, pocos supieron aquel acontecimiento en la noche del 7; cuando a la media noche, llegó el Coronel Aparicio con la noticia, un temblor sacudió a las autoridades españolas, entre ellas al Superintendente de la Casa de la Moneda, don Lorenzo Morales Coronel, hombre de carácter fuerte, pero muy legal.

Francisco de Paula SantanderEn el estado de su ánimo en ese momento, no se acordó sinó de un baúl que tenía en su despacho, y como al conocer el triunfo de Bolívar, supo también que éste venía rápidamente para la Capital , no pensó más que en poner en seguridad ese baúl y llamó a uno de sus empleados y con afán le dijo:

-Lleve usted esto a su casa y manténgalo allá, muy bien guardado, hasta que yo mande por él.

Efectivamente, el joven cumplió el recado, hizo colocar el baúl en la pieza que creyó más segura y se guardó la llave.

Diez meses después, en el mes de junio de 1820, habiéndose restablecido el régimen republicano, el Gral. Francisco de Paula Santander, gobernaba como Vicepresidente de Cundinamarca, y viéndose perdidas ya estas colonias para España, y al no saberse de la suerte del director de la Casa de la Moneda, el empleado marchó al Palacio a entrevistarse con el Gral. Santander, contándole lo ocurrido el 8 de agosto del año anterior, manifestándole que le hacía entrega de un baúl que le habían encomendado meses atrás, porque él sabía que era de la Casa de la Moneda.

-Y, ¿qué contiene el baúl?-, preguntó el General:

-Debe ser dinero, supongo-, respondió el muchacho;

-Luego, ¿no ha abierto usted ese cajón, siendo usted pobre, como creo que es?-;

-No señor, eso no es mío, fue confiado en depósito..;

-Cuando usted llevó ese baúl a su casa, ¿quién lo vío?;

-nadie, más que yo y mi conciencia-.

Típico Campesino ColombianoEl General miraba al hombre con sorpresa y al mismo tiempo con lástima, porque veía la pobreza pintada en su rostro, y, tocándose el bigote como para ocultar la sonrisa que asomaba a sus labios, le preguntó:

-¿Usted tiene familia?-,

-Sí señor, mi mujer y cinco muchachitos-;

-¿es usted muy pobre, verdad?;

-Sí, mi General, sólo tengo la casita donde vivo y el sueldo que gano en el mercado;

-Y, ¿dónde es su casa?;

-Frente al mercado del Carmen, mi General.

El General mandó llamar al Tesorero, y abriendo la cerradura del baúl hallaron 96.000 pesos en moneda de oro y 40.000 en pastas listas para acuñar y 10 barras del mismo metal....

Al ver esto, Santander le preguntó al campesino:

-¿No se arrepiente usted de haber entregado el cajón?;

-No señor-, contestó el interpelado,

-Eso no era mío y no podía gravar mi conciencia, apropiándome de algo que no me pertenece; somos muy pobres, pero mis padres me enseñaron que lo ajeno es ajeno y que no podemos ofender a Dios, tomando lo que no es de uno-.

-¿Cómo se llama usted?-, le preguntó el General:

-Lubín Zalamea, para servir a Dios y a sumerced.

Abrió Santander nuevamente el cajón y ordenó al Tesorero del Fisco le diera una fuerte bonificación al muchado en premio a su lealtad, y al mismo tiempo le solicitó lo incluyera entre los empleados de palacio, porque la lección que le había dado merecía una segunda oportunidad.

 

VISITE EVENTO MANÍA en Costa Rica

Suscríbate al GRAN BOLETÍN DE AMIGOS

Suscríbase al GRAN BOLETÍN DE AMIGOSCada 15 días te enviamos a tu correo los nuevos temas de ZAPATOCA.COM, con regalos, con sorpresas y con el cariño ZAPATOCA que llega a más de 10.000 suscriptores activos.

Llena con tus datos el siguiente formulario y de inmediato recibes un correo que te invita a CONFIRMAR que solicitaste la suscripción, mediante un clic en un enlace que aparece en el mensaje. Asegúrate de escribir correctamente tus datos, en el siguiente formulario.

En cada boletín que recibes, en caso de que NO quieras seguir recibiéndolo, conservas el derecho de DARTE DE BAJA de manera automática y sin trámites molestos. De nuestra parte, procuraremos que su contenido sea agradable para conservar la oportunidad de que no te desuscribas.

Si no entiendes la palabra anterior, click aquí
:
:

Powered by GetResponse email marketing software

 


ANUNCIE SU EMPRESA EN EL GRAN BOLETÍN DE AMIGOS


Queremos Ayudarte a Encontrar lo que Buscas

 Si llegaste al presente tema mediante la búsqueda en Motores (Google, Yahoo, Live, Altavista, etc.) y no te satisfizo lo que acabas de ver, para tu comodidad te brindamos a continuación el Buscador de Google. Échale un vistazo a las Webs Amigas que en ocasiones también pueden tratar el tema que estás buscando.

Gracias por tu visita a ZAPATOCA.COM. Esperamos que haya sido de tu agrado y esperamos tu pronto regreso.

Google
 
 

Antiguo Parque de Zapatoca Parque Actual de Zapatoca visto desde una de las Torres de la Iglesia de San Joaquín (2008) Saulo Toledo Plata, Presidente EULALIA SERRANO ARDILA, Tesorera LIBARDO LEÓN GUARÍN, Fiscal CÉSAR ARDILA GÓMEZ, Vice-Presidente MARIO GÓMEZ LIZARAZO, Directivo